Sí, hay vida más allá del típico brunch de huevos benedictinos y pancakes.

Esto es gracias a propuestas como la del restaurante Casa Orellana, que apuesta por un brunch castizo de estilo ibérico.

Casa Orellana (Orellana, 6) se encuentra en Las Salesas, a tan solo unos pasos de la salida del Metro de Alonso Martínez.

Este restaurante recupera las recetas tradicionales y las elaboraciones populares. Eso sí, con pequeños-grandes giros que hacen que sus platillos brillen con luz propia.

Ademas, los platillos de siempre se cocinan con una materia de prima de lujo, lo que permite a Casa Orellana una carta, aunque corta, de escándalo.

El chef y creador de todo esto es Guillermo Salazar que pese a nacer en Sevilla, su propuesta cuenta con una gran influencia del recetario vasco.

Sin duda, Casa Orellana es igual a tapas, raciones, guisos, carnes y pescados bien hechos.

Tradición en un brunch con sabor ibérico

Lo mismo ocurre con el brunch de Casa Orellana, que se aleja completamente de la típica salsa holandesa y la repostería francesa que sirven en prácticamente todos los brunch de la ciudad.

Casa Orellana apuesta por un brunch totalmente diferente e innovador, un brunch de aire español en el que dominan los productos ibéricos.

Este desayuno tardío con acento nacional comienza con un mollete de Antequera con AOVE y relleno de paletilla ibérica, como es costumbre en Andalucía.

casa orellana

A continuación, tendrás que decantarte por un plato principal de huevos fritos (puntilla incluida) con patatas panaderas e ibéricos, a elegir entre paletilla y chichas de salchichón.

casa orellana

casa orellana

Para acompañar, los comensales pueden elegir bebidas como zumo de naranja, café, vermut, cerveza, vino o champán (tiene un suplemento de 6 euros).

Este brunch se puede disfrutar en su coqueta terraza a partir de las 12:00h, por lo que resulta un plan ideal para el fin de semana.

Por cierto, tiene un precio de 25€.