Si hay un desayuno que arrasa cada fin de semana, ese es las tortitas -también conocidas como pancakes-. Hoy os voy a enseñar una forma muy divertida de comer este delicioso y sencillo desayuno pero en formato galaxia estelar. ¡Atención!

¿Qué ingredientes necesitas?

180 gramos de harina

2 huevos talla M

50 gramos de mantequilla fundida

275 ml de leche

50 gramos de azúcar

1 cuchara de esencia de vainilla

1/2 cucharada de sal

3 cucharas de levadura en polvo

Aceite de oliva virgen extra

Colorante alimentario

Preparación de las tortitas americanas de colores

Recetas para hacer tortitas hay miles pero, prometido… con este paso a paso vas a hacer las tortitas más esponjosas que has comido nunca. ¿Te atreves?

Lo primero que hay que hacer es separar las yemas de las claras, dejando las yemas en un recipiente y las claras en otro. Al bol de las yemas añade el azúcar y mézclalo hasta que se disuelva. A continuación, incorpora la esencia de vainilla y la sal, y bate la mezcla hasta que conseguir una masa uniforme. Con la masa lista añade la levadura y la harina, eso sí, tamizada. Incorpórala de forma progresiva (¡nunca de golpe!).

Presta atención… llega el paso clave para que las tortitas salgan MUY ESPONJOSAS. Es el turno de montar las claras con una batidora de varillas. Poco a poco incorpora el azúcar hasta que las claras queden al punto de nieve.

Cuando el merengue este listo, fusiona ambas mezclas con movimientos envolventes… suave, suavecito, y con mucho love. Y, aunque no es necesario, es recomendable refrigerar la mezcla una hora.

Transcurrido el tiempo llega otro momento clave: convertir estas sencillas tortitas en una auténtica galaxia de colores. Para ello, solo hay que dividir la masa en varias partes (tantas como colores quieras que tenga tu galaxia) y añadir colorante alimentario en las diferentes mezclas. Según el colorante que añadas los colores de la masa serán más (o menos) intensos.

Llegados a este punto hay dos opciones: hacer cada tortita de un único color (ojo, porque con esto puedes hacer una tarta sin horno muy guay) o mezclar los colores en la sartén para que cada tortita tenga varios colores. Para ello ve añade directamente en la sartén diferente masas de colores, ¡te van a quedar increíbles!

Cuando tengas tus tortitas, córtalas con cortadores de diferentes tamaños para recrear tu galaxia. Y ya solo queda la mejor parte… comer. Eso sí… ¡haz una foto antes!

Puedes acompañar tus tortitas con chocolate, nata, sirope de arce… ¡Están de 10!

Sin duda, una forma diferente y muy original de preparar una receta que lleva con nosotros toda una vida. ¿Te atreves a sorprender con el sabor de siempre pero una presentación mucho más original?