Si hay un bizcocho base que todo el que se dedica a la repostería debería controlar, ese es el Bizcocho Genovés.

La fama de este bizcocho -también conocido como Genoise– radica en ser una de las bases para muchas elaboraciones de pastelería.

De hecho, suele utilizarse como base de tartas.

Este bizcocho es, por tanto, ideal para ser rellenado en una tarta por capas o en la famosa tarta San Marcos, por ejemplo.

La característica principal del Bizcocho Genovés, es que no lleva levadura ni ningún tipo de impulsor.

Sin embargo, sube muchísimo su volumen gracias al aire que queda en el interior de la mezcla tras batir enérgicamente los huevos con el azúcar.

Por ello, lo más importante en esta receta es dominar la técnica del batido e integrar correctamente la mezcla.

Esa es la clave para que el bizcocho sea esponjoso y grande.

Ingredientes para el bizcocho genovés

Bizcocho Genovés

4 huevos grandes (60 g cada uno)

120 gramos de harina de trigo de todo uso (1 taza)

120 g de azúcar (1/2 taza)

Cómo preparar el bizcocho más esponjoso del mundo

El bizcocho genovés puede prepararse de diferentes formas y maneras.

Sin embargo, en este contenido, te voy a dar la receta para elaborar la versión exprés del bizcocho.

Es la versión rápida, ya que la cocinaremos en el microondas en tan solo 5 minutos.

Apunta el paso a paso:

1. Engrasa tu molde con un poco de mantequilla. Elige el molde según el postre que quieras preparar. Si vas a elaborar una tarta al uso, te recomiendo utilizar un molde redondo.

2. Tras engrasar la base y los laterales del molde, coloca papel para hornear cubriendo la base del mismo. Finalmente, engrasa también el papel vegetal.

3. Una vez hecho esto, separa las claras de las yemas de los cuatro huevos que necesitas para la receta.

4. Bate las cuarto claras y añade 60 gramos de azúcar cuando la mezcla empiece a blanquear. Continúa batiendo hasta conseguir el punto de nieve.

5. En el recipiente en el que has dejado reservadas las yemas, incolora 60 gramos de azúcar y bate hasta que comiencen a clarear.

Eliminar la imagen destacada6. Cuando las yemas tengan un color blanquecino, añade 60 gramos de harina tamizada y ve mezclando lentamente con una espátula hasta integrar. En este paso, es fundamental no utilizar ningún tipo de herramienta eléctrica para no perder el aire de la mezcla.

7. Poco a poco sigue incorporando con la espátula el resto de las claras a punto de nieve y el resto de harina de trigo necesaria. Lentamente -y con paciencia- para mantener en todo momento el aire que hay en el interior de la mezcla.

8. Cuando tengas la mezcla acabada, vuélcala sobre el molde que has decidido utilizar para tu postre.

9. Cocínalo en el microondas durante 5-6 minutos a máxima potencia. Si tienes tiempo, también puedes cocinarlo en el horno a 170º C con calor arriba y abajo, aproximadamente 35 minutos.

10. Con esto ya tendrías la base del bizcocho que, ahora, podrás utilizar para hacer cualquier tarta que te propongas. Como es ideal para acompañar a la hora del café, yo he decidido terminarlo con una crema de café Dalgona.

Como te decía, este bizcocho puedes comerlo tal cual pero es ideal para rellenar.

Puedes cortarlo a la mitad y añadir algún relleno o almíbar para que sea más jugoso y sabroso.

Además, es estupendo para acompañar el café o té de media tarde, para un desayuno golosos y rápido o para una merienda con fruta de temporada.

Bizcocho Genovés

SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER