Aquel que se atrevió a decir que los domingos es el día perfecto para descansar, se equivocaba. El domingo es uno de los días en los que Madrid ofrece lo mejor de si mismo a través de infinidad de posibilidades; desde una amplia oferta de teatro independiente hasta el famoso domingo en La Latina, de El Rastro y luego de cañas. El último día de la semana no tiene nada que envidiar al resto de la semana.

Pinta Malasaña se convierte, un domingo al año, en el protagonista absoluto del centro de Madrid. El pasado 23 de abril el barrio de Malasaña acogió por segundo año consecutivo la iniciativa artística que pretende visibilizar el arte urbano en Madrid, convirtiendo los cierres de las tiendas del barrio –cedidos desinteresadamente por comerciantes y vecinos- en obras de arte.

El periódico Somos Malasaña junto al colectivo Madrid Street Art Project son los impulsores de esta iniciativa que convierte Malasaña en una galería de arte en vivo. Todo ello también es posible gracias al talento de 100 artistas -unos de primera línea y otros nuevos artistas con gran potencial- que disponen de un espacio en el que mostrar y expresar todo su talento, un espacio en el que plasmar lo que pueden llegar a hacer. Por fin, una plataforma de grandes dimensiones en la que diversos artistas pueden dar a conocer un trabajo, una labor que no siempre se reconoce lo suficiente.

Pinta Malasaña, mucho más que arte urbano en vivo

Más allá del arte urbano y de los correspondientes artistas que participan, hablar de Pinta Malasaña es hablar de nosotros, de gente como tú y como yo que -sin pensarlo- nos lanzamos a la calle en domingo. Pinta Malasaña es el pretexto perfecto para caminar por el barrio con la actitud de conocer nueva gente, de compartir experiencias y de hablar con los artistas -a los que muchas veces- no ponemos cara. Pinta Malasaña también es pegarse un baile en Espíritu Santo a golpe de música electrónica con una lata de cerveza en la mano.

Pinta Malasaña es un acontecimiento diseñado para gente como tú. Tú que disfrutas pasando el domingo al aire libre viviendo el arte urbano en estado puro a pie de calle, tú que disfrutas de las conversaciones sin sentido con los amigos, de la pintura en vivo y de callejear por todas las calles del barrio hasta perderte. Pinta Malasaña es arte urbano, pero también eres tú.

Un barrio convertido en lanzadera de talento y en galería de arte urbano -en vivo-. Un año más, los artistas que han participado han revolucionado la calle Galería de Robles con sus ingeniosas intervenciones en los bolardos.