.
mi primera vez no fue en tu cama
ni siquiera fue en la mía
pero recuerdo cada detalle,
como si todo hubiese sucedido ayer
pero fue antes de ayer
en realidad, hace unos meses
quizás un par de años
eso ya da igual
qué importa
 
el lugar era frío
un poco oscuro,
prácticamente no sabía ni a lo que iba
ni a lo que me enfrentaba
pero ahí estaba
a la espera de conocerte,
de probarte
con la inocencia de presa
que iba a caer en tus garras
¡y qué garras!
 
tu sabor
tu textura
tu olor
así me pesan los días
me gustó
me gustas,
y solo espero repetir
pero no veo momento
ni hora
ni día
miro tus fotos en Internet
me provocan
me provocan grieta
 
lo sé
no me he casado contigo
pero tampoco me he cansado de ti
no sé
querido hot pot
desde que te probé
no puedo olvidarte
ese, nunca fue mi don
 
no hay duda
nuestra primera vez
fue bomba de relojería
fue ver el amanecer por voluntad propia
fue llorar de emoción
fue sentir llama
fue entender qué hago
aquí y ahora
pasión
fuego
y sobre todo vocación
 
gracias a ti
hot pot
te juro
he podido recordar
qué me trajo hasta aquí

la comida

hot pot madrid
Una experiencia difícil de olvidar