Hablamos de la elaboración más popular de la Comunidad Valenciana. Desde la original Paella Valencia cientas son sus posibilidades y variantes ya que se trata de un plato infinito al que nadie le hace ascos y que incluso cuenta con muchos galardones a nivel internacional. Como aquí está permitido rascar la paellera para que no se quede ni un grano sin comer, nos adentramos en las cocinas de los valencianos que mejor dominan la receta para hablar de esos arroces que enamoran con solo una mordida, independientemente de que seas de los que se comen el arroz con cuchara o con tenedor. Para gustos, los arroces.

Restaurante Alkázar, cocina valenciana en el centro de Valencia

Nuestra primera parada gastronómica es Restaurante Alkázar, situado a un paso de una de las calles comerciales del centro de Valencia, en Mossèn Femades. Con ambiente marinero nos adentramos en un restaurante en el que los tesoros del mar y los platos típicos valencianos son los protas. El hit: el arroz. Hay hasta seis tipos de preparaciones diferentes entre las que destaca la Paella Huertana, un arroz seco de un dedo de grosor (¡tal y como debe ser!) con calabacín y judías verdes. Para chuparse los dedos, aunque los más arroceros pensarán que hay mucha verdura para tan poco arroz. Te sentirás como en casa.
arroz en valencia

Carrer de Mossèn Femades, 11, 46002 Valencia
Paella Huertana: 13€/persona

Restaurante Casa Salvador, la catedral de arroz en Cullera

Nos trasladamos hasta el paraje natural de l’Estany, en Cullera, para dar una parada gastronómica obligatoria. En Casa Salvador es necesario sentarse en la mesa con la obligación de disfrutar -con pausa- de la comida. Se trata de un establecimiento con solera que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos cogiendo lo mejor de la comida moderna para adaptarlo a sus tradicionales recetas, sus platos dan fe de ello. Salvador Gascón, chef y propietario, no ha cerrado ni un día las puertas de su complejo gastronómico (que ahora conducen con solemnidad los hermanos Salvador – Concha y Juan José-) para dar de comer sus conocidos y premiados arroces a turistas y vecinos de la zona. Los más conservadores irán a tiro hecho con la Paella Valenciana, pero las más sabidos conocen al detalle el best seller de la barrica; el Arroz con Bogavante, de estilo caldoso que se acompaña de alcachofa, sepia, garrofa y ñora. 60 años de tradición son sello de calidad.

arroz en valencia

Avinguda de l’Estany, s/n, 46400 Cullera, Valencia
Arroz con bogavante: 24€/persona

Kuyuko, tradición arrocera en Gandía

Desde 1958 dando guerra a un vistazo de la playa de Gandia. Su cocina fresca y de mercado va prácticamente del mar a la mesa, porque aquí lo más importante es el producto. Se estila comer de menú, cuentan con cinco propuestas diferentes entre las que sobresale el Menú del Puerto con siete platos para compartir: fuente de mariscos, ensalada, mojama con espencat, berenjena rellena, alcachofas a la plancha, pescaitos y un broche final de excepción para el que, sin duda, hay que dejar sitio: el Arroz a la Marinera, un arroz seco, a banda que únicamente se acompaña de sepia, porque en algunos casos menos es más. Un arroz nada pretencioso que denota que aquí las cosas se hacen bien desde el minuto uno.

arroz en valencia

Carrer de Formentera, 16, 46730 Playa de Gandía, Valencia
Menú del Puerto: incluye 7 platos a compartir y arroz a la Marinera 41€/persona

Marina Beach Club, arroz en primera línea de playa de Valencia

Pese a tener solo un año de experiencia, el benjamín de la Malvarrosa no para de sorprender y no solo por el maravilloso trabajo del arquitecto Juan Ranchal y del diseñador Janfri. No estamos ante un restaurante al uso, esto es un complejo cedido a la diversión, a la buena vida, y por supuesto, al buen comer. En la zona del Lounge piscina y playa, y en es espacio Marina, el sky Bar con carta asiática – la del Tatami Japanese Food- y el restaurante, un espacio gourmet y sofisticado en el que no te va a doler sacar la cartera al finalizar la comida. Súbete a la ola del mediterráneo con su propuesta más ajustada: el menú, en el que siempre ofrecen el Arroz Meloso con sepia, mejillones y gambas. Comer rico y barato en un espacio de lujo y en primera línea de playa es posible.

Marina Real Juan Carlos I. Valencia
Menú del día: 20€/persona (incluye un primero, un segundo y postre).

Amadeus, el arroz más democrático en Xeraco

Darse un capricho arrocero en un espacio familiar y económico no es complicado. En Xeraco Playa, a un paso del ya mencionado pueblo de Gandía, está el restaurante Amadeus bien conocido por sus pizzas. Pero en su cocina no solo se hornean pizzas, también hay carnes, pescados, pastas y, por supuesto, arroces. Una carta que aunque puede parecer confusa y simple, resulta idónea para que todos los miembros de la familia coman a su gusto, y a sus anchas. Los más foodies deben probar la Paella de Marisco con sepia y gamba roja. Para que luego digan que no se puede comer bien en un lugar casi desconocido.

arroz en valencia

Av. Borrons, 37, 46770 Xeraco Playa, Valencia

Restaurante Parsifal, fideuá en primera línea de playa de Gandía

Si el arroz te va más bien poco estás de enhorabuena, porque cada vez son más habituales los restaurantes en los que la fideuá cobra protagonismo. Es el caso del Restaurante Parsifal, situado en el paseo marítimo de Gandía, donde los más sabidos saben qué pedir: una de sus tres propuestas de fideuá. Llama la atención la de pato, setas y foie, y también la de bogavante, pero los que quieren ir sobre seguro siempre piden la Fideuá Gandiense, de la que hablan maravillas e incluso las lenguas más gastro dicen que es una de las mejores de Gandía (Señores de Restaurante Boga, perdonen mis palabras). Lo cierto es que no decepciona, simple, en su punto y muy sabrosa. La única pega: los postres, no son caseros.

arroz en valencia

Passeig Marítim Neptú, 60, 46730 Playa de Gandía, Valencia
Fideuá gandiense 13,50€/persona

Un imprescindible del verano y de la gastronomía española. Típico donde los haya, el arroz es uno de esos platos que han marcado un antes y un después en nuestra gastronomía. Los hay de muchos estilos, más clásicos y más modernos, tantos como sitios en los que degustar un buen arroz. En verano siempre apetece.