Las Letras tiene algo que lo convierte en mucho más que un barrio, es -sin duda- EL BARRIO. El barrio perfecto para experimentar, para tomar un buen cóctel, para empaparse de la cultura y perderse por sus calles llenas de arte e historia y, por supuesto, el barrio para disfrutar alrededor de la mesa.

Aunque la llegada de sorprendentes propuestas foodies cautivan la atención de los vecinos del barrio, Las Letras es mucho más que un barrio tendencia. Se trata de un barrio cargado de historia y con mucho sentimiento de pertenencia; pertenencia a una filosofía y comunidad de emprendedores que llevan años poniendo en pie sus negocios. Un buen ejemplo de ello es La Verónica (Moratín, 38), un restaurante que lleva toda la vida entre nosotros.

Etiquetar a La Verónica como restaurante puede ser un error, ya que es un lugar de encuentro ideal para la hora de la comida, la cena, la merienda e incluso la tertulia.

Restaurante La Verónica, una leyenda en Las Letras

Su propuesta gastro se basa en la cocina casera que conjuga productos selectos, tiempo, mimo y hospitalidad. A medio día y por la noche cuentan con un menú muy especial (solo entre semana) que es un gran reflejo de lo que nos espera en la carta. Básicamente producto de temporada y materia prima de primera, desde pescados -como salmón marinado durante 8 horas con aguacate, tapenade, hinojo y cebolla roja- hasta carnes -como mollejas de ternera o carrillera de cerdo al vino tinto-.

la veronica restaurante

Los arroces que, aunque cambian habitualmente, son otro gran reclamo en La Verónica. Algunos de los grandes hits son el arroz meloso con trigueros, setas y confit de pato, el arroz a banda o el arroz negro de gamba roja.

la veronica restaurante

Rematan faena con algunos postres caseros como la tarta de queso o la Tarta Maruja -de chocolate negro con frambuesas naturales- y postres que traen directamente de Motteau, una pastelería del barrio especializada en repostería de autor francesa de la que -a diario- encargan sus mejores creaciones, como el famoso Lemon Pie o la tarta de caramelo salado.

la veronica restaurante

El arte y el diseño también juegan un papel fundamental en el contexto de La Verónica. El mobiliario se basa en piezas de diseño del siglo XX y en el arte contemporáneo, desde cerámicas diseñadas ex profeso para el restaurante como sillas de Maarten Van Severen y puffs de FIOS, entre otros.

la veronica restaurante

LA VERÓNICA

Moratin,38

https://www.instagram.com/restaurantelaveronica/


gastronomia millennial

SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER