Si te identificas con la filosofía Moderno y Castizo… La Revoltosa te va a encantar, ya que es una taberna castiza de aires modernos. Vamos lo de siempre pero para los que apuestan por lo de ahora. Además está en la city por partida doble, ya que tienen un local en Chueca y otro en el barrio de Las Letras -situado en el antiguo Salón del Prado, un café-concierto donde se reunían los bohemios de los años 80-.

En La Revoltosa apuestan por los platos de toda la vida a los que le dan un giro de turca, actualizándolos a las tendencias gastro de momento como su versión del plato del momento: el poké, que aquí curiosamente acompañan de mejillones gallegos.

La Revoltosa: clásicos de taberna actualizados

A La Revoltosa se va a compartir. Lo que mola es comer de raciones, ¡y las hay muy buenas! Desde unos huevos rotos con jamón ‘del bueno’ hasta calamares a la andaluza con pimientos fritos, pasando por la tortilla de patata con salmorejo o los pimientos del Padrón con patata fritas.

la revoltosa madrid

la revoltosa madrid

Si buscas algo diferente a la típica ensaladilla rusa o a los callos a la madrileña, otra propuesta con la que seguro harás match es con el chuleton de raza Tudanca madurada 30 días. Una apuesta en firme por el buen producto que hacen de estos 500 gramos de carné puro placer.

la revoltosa madrid

Más allá de los platos y recetas made in Spain también hay un pequeño viaje hasta uno de los platos que más lo petan en EE.UU… hamburguesas para amantes del foodporn. Hay desde una hamburguesa 100% raza Tudanca, mezclum y dip de queso crema y cebolla tostada, otra hamburguesa 100% buey con tomate, cebolla a la parrilla y salsa de mostaza y miel e incluso una hamburguesa 100% vacuno que acompañan de queso Idiazábal, bacon, cebolla crujiente, mostaza a la antigua y mermelada de tomate.

La carta también cuenta con un pequeño córner vegano con platos como el salmorejo cordobés, la ensalada de mango con aguacate o la parrillada de verduras con grissini -calabaza, cebolla morada, berenjena, endivia, tomate, seta de ostra y mazorca de maíz-.

Además, el chef Gabriel Cavestany también ha pensado -y mucho- en los postres más cañí. Desde Tarta de la abuela (unas milhojas de chocolate y galleta «María») pasando por una Tarta templada queso Idiazabal ahumado hasta los tradicionales Bartolillos de crema. ¡Brutales! la revoltosa madrid

La típica comida madrileña, por fin, tiene versión moderna y sello propio en La Revoltosa, el place to be para los gatos más auténticos de Chueca y Huertas. ¿Te vienes?

LA REVOLTOSA

Prado, 4

https://www.instagram.com/revoltosamadrid/


SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER