Las apariencias (muchas veces) engañan. Muy consciente de ello, La Barra Dulce (Mesón de Paredes, 22) en ningún momento ha querido posicionarse como una pastelería cool y en tendencia para demostrar que de su obrador salen unas delicias dulces de nivel.

Ana Blanco y Samuel Serrano, discípulo de Oriol Balaguer, dan vida a La Barra Dulce una pastelería de barrio (en Lavapiés) donde la tradición y el sello propio son clave para entender los dulces que se exponen en el mostrador.

Aquí hacen repostería honesta y sin trampas. Tartas, torrijas (premiadas en la Semana Santa de 2019), dónuts caseros y croissants hechos con mantequilla francesa son solo algunos de los dulces que están conquistando a los vecinos del barrio. Sin embargo, sus palmeras son el producto estrella y el gran reclamo de esta discreta cafetería.

La Barra Dulce: las palmeras que están conquistando Madrid

¿La clave de las palmeras? No tiene mucho misterio; solo harina, agua y mantequilla.

¿El secreto? Materia primera de muy buena calidad y una elaboración artesanal.

¿El resultado? Una palmera de bordes crujientes y caramelizados y un hojaldre blandito y jugoso por dentro con un intenso sabor a mantequilla.

Así de simple es la clásica palmera de hojaldre de La Barra Dulce. A ella se suman varias propuestas con unas ligeras y deliciosas coberturas; desde una cobertura de chocolate al 70% hasta a una de chocolate con leche y otra con chocolate blanco y pistacho o frambuesa liofilizada. ¡Pintaza!

Solo tienes que hincarles en diente para entender por qué están entre las mejores palmeras de Madrid.

La Barra Dulce
La Barra Dulce

La Barra Dulce

Mesón de Paredes, 22

https://www.instagram.com/labarradulcemadriz/


SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER