Cada vez es más sencillo recorrer cualquier parte del mundo sin salir de Madrid, ya que a golpe de cuchillo y tenedor puedes viajar a cualquier destino. Sin duda, eso de comerte el mundo tiene más sentido que nunca.

Tanto si amas la gastronomía nacional, como si eres de los que prefiere innovar y descubrir nuevos sabores tienes que probar el Hot Pot, uno de los platos más conocidos, sabrosos y míticos de la gastronomía china. No es, ni más ni menos, que un caldo hirviendo servido en una olla en la que los comensales cocinan diferentes carnes, verduras y pescados a su ritmo. ¡Suena genial!

Si en este momento te encuentras salivando, coge los palillos y date una vuelta por el barrio de Chueca. Aquí encontrarás Hainao, el restaurante de Jiajia Hu y Yinjing Chen que pretenden expandir la cultura china a través de la gastronomía, porque amigos… eso de los rollitos de primavera y el arroz tres delicias que tanto nos gusta, no es auténtica comida china. 

hot pot madrid

En los restaurantes tradicionales el Hot Pot se coloca en una única olla para compartir en el centro de la mesa, ya que simboliza reunión. Sin embargo, Hainao es pionero en esto del Hot Pot individual, para que cada comensal disfrute al gusto de su olla -y de su caldo-. ¡No hay pelea posible!

El primer paso es elegir caldo. Aquí los caldos son típicos de la provincia de Sichuan -más en concreto de la ciudad de Chongqin- y tienen cuatro variedades: sopa picante estilo Chongqing, sopa agripicante tailandesa, sopa con verduras y tomate y sopa de setas. Elige uno de los caldos u opta por pedir la sopa mix, una olla dividida -tipo yin yan- que cuenta con dos partes diferenciadas para probar dos sabores en una única sentada.

Una vez elegido el sabor de tu caldo llega lo complicado: seleccionar entre los más de 120 ingredientes crudos. Son famosos los combinados de albóndigas y sus rollos de cordero, panceta y secreto ibérico, aunque también tienen deliciosas verduras orientales -zanahoria china en rodajas, brotes de bambú verde o yuca china-, tofu -frito, hojas de tofu, o piel- y mariscos -gambas, sepia pequeña o lubina-. Todos estos ingredientes llegan a la mesa congelados, y para cocinarlos solo tendrás que introducirlos en la olla (siguiendo los tiempos de cocción indicados), ¡y a gozar!

hot pot madrid

Aunque parece complicado, este plato oriental tan especial, sabroso y nutritivo es fácil de comer. Tras el cocinado, rescata los alimentos de la olla y mójalos en tu salsa favorita, ¡y pá dentro!

Las salsas son clave para que la experiencia sea redonda, como la olla. Hay salsa de aceite de sésamo con ajo o picante seca, pero si quieres ir sobre seguro… nuestras favoritas han sido la salsa sa-cha y la de sésamo con cacahuete. ¡Feliz ñam, ñam!

Durante 2 horas de tu vida no serás consciente de que estás en pleno centro de Madrid. Y si aún no te fías de la recomendación, fíate de los comensales del garito, ya que el 80% de las mesas están ocupadas por chinos, ¡más auténtico imposible!

hot pot madrid

HAINAO

Calle de las Infantas, 6

www.hainaohotpot.com