Algunos días hago memoria de aquel chico adolescente que pasaba de la comida, mientras que en su casa solo se hablaba de ello.

Mi familia siempre ha estado ligada al mundo de la restauración, y por ello yo era el pato negro de la casa.

Y aunque el tiempo ha puesto a cada uno en su lugar, me es inevitable recordar que de pequeño no comía prácticamente de nada, ¡ni un bendito tomate!

Sin embargo, hay algo que mis padres me grabaron a fuego: el consumo de lácteos.

¿Qué es la Generación Láctea?

En este contenido, quiero hablaros del proyecto Generación Láctea.

La Generación Láctea es una iniciativa cofinanciada por la UE cuyo objetivo es promover el consumo de una dieta sana y equilibrada en la que se incluyan 3 lácteos al día.

Es una generación fuerte, activa y sana ligada la cultura europea de los lácteos.

Y su cultura es “0% postureo y 100% verdad”.

Realmente cumplir este objetivo es relativamente sencillo.

De hecho, si lo piensas muchas de las elaboraciones que preparas en casa llevan leche, queso o yogurt.

Los reyes de los lácteos: leche, queso y yogurt

Especialmente, la leche tiene un consumo cotidiano, ya que es ideal para repostería pero también se toma a palo seco a primera hora del día y de la noche e incluso con el café.

Descubre cómo hacer café Dalgona, una original crema de café con la que acompañar tu leche.

En lo que respecta al queso, hay muchos tipos: de vaca, oveja, cabra o mezcla, de diferente grado de maduración como queso fresco, el queso curado y el semicurado.

Las formas de comer estos quesos son infinitas, desde una tabla variada de quesos hasta en una ensalada de tomate.

Por su parte, el yogur también es un producto muy recurrente en el día a día, ya que es genial en el desayuno o de postre tras la comida.

Una idea muy buena, es acompañar el yogur con fruta natural.

generación láctea

Por una alimentación más sana y equilibrada

Como ves, los lácteos son parte de una dieta sana y equilibrada.

De hecho, son ricos en calcio –necesario para la salud de los huesos- y potasio –para mantener una presión arterial normal-.

La leche es fuente de riboflavina y vitamina B12 y también aporta a la dieta otras vitaminas como la vitamina A, C y niacina.

Los quesos también es una gran fuente de vitamina A.

Por su parte, el yogurt es una gran fuente de proteínas.

Todos los lácteos tienen en común los hidratos de carbono, como principal función del aporte energético.

Por ello, es fundamental entender que los lácteos deben formar parte de una alimentación sana y equilibrada

Nada en exceso ni en defecto es bueno.

Por ello, tienes que saber cómo consumir cada uno de estos productos para que sigan siendo saludables.

Si quieres más información sobre Generación Láctea y no perderte ni un detalle, puedes echar un vistazo a la cuenta de Instagram (@generacionlactea) en la que comparten un montón de información sobre el consumo recomendado de lácteos.

Recuerda que cuidarte está únicamente en tu mano y en los alimentos que decides comer.

Tu cesta de la compra dice mucho sobre tu alimentación, y tu salud.

SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER