Hablar de Madrid es hablar de su gente; abierta y libre. En palabras de Soy Cardo «En Madrid hay gente de todas partes, más que de la propia ciudad, y se crea comunidad enseguida».

Pero lo primero es lo primero… Hablar de Ana, más popularmente conocida como @soy Cardo.

Su definición en Instagram (Modelo de Roca) dice mucho sobre quién es.

Para muchos: una cómica e ilustradora.

Para mi: la representación del millennial viejoven; alguien con mucho talento que vaga entre miles de anécdotas cotidianas.

soy cardo

Ella (como la gran mayoría de los que van a leer esto) no es de Madrid. Nació en Gandía, ciudad en la que, por cierto, hay muy buenos restaurantes (aquí puedes ver algunos de los mejores).

Llegó a Madrid por estudios «Me vine con la beca Sicue para hacer segundo de periodismo. Me gustó tanto que acabé pidiendo el traslado de expediente y aquí sigo».

De esto hace ya 4 años, y espera seguir perdiéndose por la ciudad un par de años más porque, para Ana, Madrid es su casa.

soy cardo

El bar favorito de Soy Cardo: La Vía Láctea

Hacer leyenda en Madrid no es algo que todos los bares de la ciudad consigan.

Sin embargo, La Vía Láctea (Velarde, 18) es uno de los que ha hecho y sigue haciendo historia.

Entrar en este bar es viajar en el tiempo; ya que su interior se encuentra practicante igual a aquel día de julio de 1979 en el que abrió sus puertas primera vez.

Es leyenda por ser uno de los más importantes para la Movida Madrileña.

Era punto de encuentro de personitas tan grandes como Pedro Almodóvar o Ceesepe, y fue catapulta para bandas madrileñas y djs que hoy todos conocemos.

Tras más de 40 años en pie (reto complicado en una ciudad como Madrid; tan viva y cambiante), este bar sigue manteniendo ese espíritu alternativo.

Además, este es uno de esos bares de visita obligada durante tus primeras semanas en la capital.

Tal y como le sucedió a Ana que, aunque elegir un único bar es complicado, se decanta por La Vía Láctea porque «fue de los primeros pubs a los que fui. Siento que estoy entre amigos, como si fuera una fiesta en casa».

la via lactea

El Imparcial, el bocado más chic de Ana

Mencionar a El Imparcial (Duque de Alba, 4) no solo es hablar de comida; también es hablar de cultura e incluso de historia.

«Me encanta el sitio y también la comida que siempre está riquísima» y es que en este espacio tan emblemático se esconde un restaurante en el que sirven tanto platillos típicos de la city -como patatas bravas o croquetas de rabo de toro- hasta platos tendencia –poke bowl, tataki de pez mantequilla, etc-.

Aunque muchos conocen El Imparcial por sus manjares, lo cierto es que es uno de los espacios culturales más guays de la ciudad.

Este espectacular edificio acoge el espacio i, una tienda en la que venden desde prensa internacional hasta objetos de diseñadores independientes españoles.

Este espacio también se transforma en punto de encuentro para una programación cultural con diferentes actividades, experiencias y disciplinas creativas.

Era de esperar que, algo así tuviera cabida en un lugar como este; la antigua sede del diario El Imparcial.

restaurante el imparcial

Malasaña, el mejor barrio para la ilustradora Soy Cardo

En la ciudad hay tantos espacios, calles y rincones especiales como personas.

Elegir un único lugar ha sido tarea dura para Ana, que confiesa estar enamorada de El Jardín Botánico (Plaza de Murillo, 2) y el Museo Thyssen (Paseo del Prado, 8).

Sin embargo, ese lugar en el que -la artista que ilustra los dramas de los millennials- se siente como cheddar fundido en Big Mac es Malasaña.

«Es el barrio en el que paso más tiempo y que siento que es ‘mi barrio de toda la vida’. Siempre me encuentro con algún conocido en el 2 de mayo o, incluso, yendo a hacer la compra. Es un pueblo dentro de una gran ciudad y eso me encanta.» nos cuenta la ilustradora.

Malasaña es sinónimo de arte urbano, de restaurantes con conceptos originales, de creadores independientes y de vida nocturna.

Las calles más concurridas de este barrio son la Corredera Baja de San Pablo, la Corredera Alta de San Pablo y Espíritu Santo.

En ellas, se concentran buena parte de corners de marcas independientes, tiendas de segunda mano y, en definitiva, cobran vida muchos de los saraos de la ciudad.

soycardo

El Madrid de Ana es un Madrid millennial; lleno de clásicos pero también con mucha tendencia.

[themoneytizer id=»26852-16″]

SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER