La antigua calle Lobo es, en la actualidad, una de las calles más cotizadas de la ciudad. Hablamos de la calle que lleva el nombre del primer premio Nobel español, el dramaturgo José de Echegaray.

Con el paso de los años, la calle Echegaray se ha convertido en epicentro cultural de la ciudad.

A medio día es una calle aparentemente tranquila que, incluso, podría pasar totalmente desapercibida al ojo humano.

La magia sucede al llegar la noche, cuando se convierte en una calle de referencia a nivel gastronómico, ya que alberga algunos de los restaurantes más top del Barrio de Las Letras.

¿Te atreves a descubrir algunos de los locales más originales de la calle Echegaray?

Solo de Croquetas, bar especializado en croquetas

restaurantes calle echegaray

La calle empieza con un must.

Al principio de la calle se ubica Solo de Croquetas (Echegaray, 5), un bar especializado en croquetas.

A diario preparan las croquetas de forma totalmente casera, las hacen desde cero. Incluso cocinan todos los guisos y condimentos necesarios para su creación.

Elaboran hasta 30 variedades diferentes de croquetas, tanto sabores salados como dulces. Además, pretenden que sea un auténtico viaje para el comensal, ya que la mayoría de los sabores son un tributo a la gastronomía de alguna ciudad de nuestro país.

Por ejemplo, la croqueta de cocido montañes es un homenaje a Cantabria, la de callos a Madrid, la de bacalao ajorriero es un claro guiño a Navarra y la de paella a Valencia, entre otras.

Además, cuentan con croquetas dulces de originales rellenos –Brownie Vegano, Chocolate Blanco con Oreo o Cheese Cake, entre otras-.

Echegaray, 5

https://www.instagram.com/solodecroquetas/

Chuka Ramen Bar, el mejor street food japonés

restaurantes calle echegaray

De Chuka Ramen Bar (Echegaray, 9) se dicen muchas cosas buenas. Una de ellas es que es el mejor restaurante para comer ramen en Madrid.

Todo empieza fruto de la casualidad, cuando John Husby, uno de los socios fundadores y cocinero de origen neoyorquino, conoce a Lorena Mauri en un curso de baos que él impartía. Poco después aparece el cocinero Rodrigo García, dispuesto a abrir el que acabaría siendo el mejor restaurante para comer auténtico ramen japones.

El plato estrella de Chuka es precisamente ese; el ramen. Es una sopa de fideos chinos cuya elaboración requiere más de 12 horas.

En Chuka se prioriza la calidad a la cantidad, prueba de ellos son sus ramen. Solo cuentan con tres variedades: el Tori Paitan -con un caldo de pollo contundente y cremoso-, el Shio -con una sopa clara a base de pescado ahumado- y el Hiyashi Chuka -se sirve sin caldo y con fideos fríos-.

Sin embargo, no es el único plato que hace de Chuka un restaurante de aúpa. También preparan baos, gyozas y algunos platos de temporada.

Calle de Echegaray, 9

https://www.instagram.com/chuka_ramen_bar/

Salmón Gurú, una coctelería de nivel

restaurantes calle echegaray

La coctelería capitaneada por el prestigioso bartender Diego Cabrera ha sido reconocida por The World’s 50 Best Bars, la Biblia del bartending. Él ha sido nombrado como el mejor cóctelero de España y uno de los del mundo.

Con esta impresionante etiqueta, es normal que Salmón Gurú (Echegaray, 21) se haya convertido rápidamente en un sitio de referencia para los fanáticos de la coctelería.

En 2016, año en el que empezó el boom gastro en el barrio de Las Letras, fue cuando llegó al barrio la coctelería de Cabrera. ¿Coincidencia? No creo.

¿La clave del éxito? Los cócteles de autor. Para ellos, desarrollan técnicas novedosas nunca vistas, utilizan ingredientes raros y poco frecuentes en cualquier coctelería al uso y cuentan con un equipo de expertos tras la barra.

Sin duda, el sitio perfecto para tomar la primera copa tras la cena.

Echegaray, 21

https://www.instagram.com/salmonguru/

Brew Wild Pizza Bar, pizza y cerveza artesana

restaurantes calle echegaray

La calle Echegaray también rinde culto a la cerveza artesana.

Brew Wild Pizza Bar (Echegaray, 23) no es una pizzería al uso, de hecho es más bien una cervecería en la que también preparan pizzas.

Este local es el nexo de unión entre La Quince Brewery, Labirratorium & Beer Xposer. De una combinación tan explosiva, solo podía nacer un rincón para auténticos beer lovers.

El local cuenta con más de 15 grifos de cerveza artesana y un montón de referencias en botella. A la ecuación se suman una docena de pizzas italianas 100% caseras cuya masa fermenta durante 48 horas, para que sean súper ligeras. ¡Match a la primera!

Las imprescindibles son la Brew Wild Pesto -con pesto, mozzarella, provolone, pancetta & sésamo-, la Vulcano -doble masa, tomate, mozzarella, pimiento rojo, guindilla, salami picante, Nduja, AOVE, orégano & absenta flambeada- y la de La Mamma -tomate, mozzarella, gorgonzolla, trufa negra, parmesano, emmental, provolone, berenjena & orégano-.

Echegaray, 23

https://www.instagram.com/brewwild.madrid/

The Lobstar, original Lobster Roll in Madrid

comer en calle echegaray

En The Lobstar (Prado, 3) tendrás la oportunidad de descubrir que la comida americana es mucho más que perritos y hamburguesas.

Este original restaurante trae a Madrid la auténtica comida de New England. De hecho, The Lobstar rinde tributo al bogavante, a ‘USA’ y al mar con una carta que etiquetan como ‘Rocking Seafood’.

La carta está repleta de platos preparados con bogavante -ensalada, tacos, pasta, etc-. Entre todos ellos, destacan los Lobster Plates, unos platos de bogavante que sirven entero y que cocinan a la parrilla o frito.

Sin embargo, el plato estrella es el Lobster Roll, el famoso bocata de bogavante que arrasa en la costa de Maine y que está poniendo patas arriba la ciudad.

Prado, 3

https://www.instagram.com/thelobstarbar/

Balón Tokio, auténtica comida japonesa

comer en calle echegaray

La calle Echegaray es sinónimo de tendencia.

Buen ejemplo de ello es Balón Tokio (Echegaray, 29), el primer local de la ciudad especializado en takoyaki japonés.

Esta pequeña taberna japo del barrio de las Las Letras rinde culto al takoyaki, una especie de buñuelo relleno de pulpo típico del streetfood de Osaka.

Estás bolas hechas de masa de harina se rellenan de pulpo y jenjibre. Además, se cocina a la plancha en riguroso directo, para que el comensal las coma recién hechas.

Más allá del mencionado takoyaki, también preparan otras delicias japo como gyozas y yakitori. Además, cuentan con algunas cervezas de la zona.

Un sitio súper sencillo y sin muchas pretensiones que merece la pena visitar.

Echegaray, 29

https://www.instagram.com/balontokio/

Alimentación Quiroga, tienda + bar en el final de Echegaray

comer en calle echegaray

En 1985 abre sus puertas Alimentación Quiroga (Huertas, 19), con la intención de que los vecinos del barrio puedan comprar un buen producto y degustarlo en el propio establecimiento.

Una idea que se ha mantenido a lo largo de los años. De hecho, ahora es punto de encuentro de moda para tomar un buen vino o una cerveza bien fría en un ambiente auténtico -rodeado de productos singulares con una calidad excepcional-.

Alimentación Quiroga no es un restaurante al uso, de hecho es el bar al que irías antes de comer.

Aquí puedes tomar algunas tapas (quesos, embutidos, anchoas de Santoña, etc) o algunos de sus platos más elaborados (como el melón con jamón, los corazones de alcachofas con bacalao ahumado, los espárragos blancos (D.O Navarra) con mahonesa y ajoaceite, las tostas variadas -de ventresca de atún, foie con miel de trufa negra, hígado de bacalao, jamón ibérico de bellota, etc-).

Un dos por uno que estará por siempre en nuestro corazón.

Huertas, 19


SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER