Sí, la tierra siempre tira. Por ello, no puede faltar una dosis de Albacete, ciudad presente en mi ADN. Albacete es una ciudad que engaña, ya que destaca por su interesante ocio y su buena propuesta gastronómica, que va mucho más allá de los clichés de gastrobar al uso. Saca la libreta y apunta direcciones:

Garabato, un viaje por el mundo sin salir de Albacete

En pleno centro de la ciudad, en la plaza del Altozano, se ubica el restaurante Garabato. Especializado en tapas fusión con notas japonesas, peruanas y españolas. El local cuenta con 4 espacios totalmente diferenciados: la cafetería, la zona de restaurante, una barra show-cooking con cocina en vivo a la vista y una terracita a pie de calle. La carta es bastante extensa y se divide en dos partes. Por un lado, propuestas más tradicionales pero con un toque fusión como, por ejemplo, unas clásicas croquetas de jamón ibérico rebozadas en panko o unas bravas al estilo Arola rellenas de salsas picantes hasta el queso frito, típico de la ciudad. Por otro lado, la propuesta del Sushi Bar que cuenta con deliciosas piezas de nigiris y sashimis, e incluso tablas variadas de sushi de 20, 30 y 40 piezas.

restaurantes albacete
Plaza Altozano, 6, 02001 Albacete

Monumental, lo más cool de Albacete

Monumental se inspira en el concepto food & glam. El restaurante evoca a los glamurosos años 20 para que la experiencia (con amigos, familia o pareja) sea memorable. Bajo el lema gastronomía Monumental llegan a la mesa desde raciones mediterráneas (como los dados de berenjena frita, la fritura de chipirones con mahonesa «thai» y lima o los huevos de corral para romper con jamón ibérico) a platos cocinados con el horno de brasas Josper (como el provolone fundente con tiras crujientes de bacon, tomate confitado y pesto o el Entrecot de ternera al Josper con salsa de Oporto, chimichurri, queso o ceps).
restaurantes albacete
Calle Concepción, 33

SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER