El Orgullo Gay está a la vuelta de la esquina. Conciertos, arte, exposiciones, teatro, pintura y cultura se conjugan en el barrio de Chueca para celebrar, defender y reivindicar los derechos LGBT. Unos días en los que la cultura está más viva que nunca, es más plural y libre.  Tanto residentes como turistas, entre actividad y actividad, tendrán que cargar las pilas. Así que, abre IG y ficha las siguientes opciones para comer en Chueca muy bien y sin dejarte mucha pasta. Sitios ricos y baratos, tándem perfecto.

Peko Peko, para los amantes del street food asiático

comer orgullo gay

Rocío Persson es la encargada de dar vida a Peko Peko, un restaurante asiático con propuesta street food que apuesta por el concepto ‘slow food for fast people‘, es decir, comida callejera con recetas y procesos de elaboración complejos que requieren de bastantes horas de elaboración. Básicamente mucho mimo (y trabajo) para comida que se come rápido. Gran ejemplo de que la comida rápida puede ser de calidad.

En su carta Curry Ramen, gambones borrachos de cerveza, croquetas japonesas e incluso casquería asiática, como la oreja de cerdo Walkman o las patas de pollo crujientes Adidas. Eso sí, la propuesta principal se centra en los baos; como el ya mítico Angry Bird, un bao de pollo recubierto con aceite de chile, pickle crunch de zanahoria, daikon, pepinillo y mahonesa o el BolliBao, un bao frito con helado de vainilla, chocolate liquido y galleta espolvoreada.

https://www.instagram.com/pekopekobao/

Colmenares, 13

El Economato, un sí a las conservas y al producto de temporada

donde comer chueca

En Madrid hay pocos locales que apuestan de lleno por una carta en lata. El Economato es uno de ellos. Una taberna en la que podrás desde comprar las conservas hasta tomar un vermú o sentarte a comer (o cenar) sin prisa. La opción perfecta para los amantes de las conservas.

La carta se inspira en los sabores de nuestro país y de otros tradicionalmente conserveros como Francia y Portugal. Ofrecen desde conservas vegetales, cárnicas y de pescado. Principalmente tapas clásicas de taberna -croquetas de jamón, papas aliñás con melva, ensaladilla rusa con atún-, tostas -de cecina con salmorejo, de ostras ahumadas, de solomillo de atún-, platos a la brasa -como los chipirones con puntas de espárragos y salsa romesco, lomo bajo de ternera madurado durante 45 días o pollo marinado con puré de berenjenas quemadas- y productos que cambian en función de la temporada, como los Calçot.

https://www.instagram.com/el_economato/

Belén, 5

Honest Greens, la opción más sanota del Orgullo Gay

comer orgullo gay

El restaurante de moda está a 1 minuto del Metro Chueca, en calle Hortaleza 100. Si buscas una opción con toque healthy… Honest Greens es tu lugar. Abrió con la intención de demostrar que comer sin preocupaciones es posible, y lo ha conseguido. Aquí apuestan por la comida real, de temporada, fresca, sin procesar y sin conservantes artificiales, ni azúcares refinados. Además apoyan a los granjeros, productores locales y artesanos que utilizan métodos sostenibles. Muchos de los platos son sin gluten, veganos, plant-based y paleo.

Todo esto se traduce en una carta en dos partes. Por un lado, los market plates en los que hay que elegir una proteína de base (pollo de corral, ternera de pasto, tataki de atún blanco, tofu fresco, etc) que se acompaña de ensalada con vinagre de albahaca y limón y pan de masa madre orgánico y 7 tipos de semillas. Por otro lado, los Garden Bowls, en los que hay que elegir una ensalada y después añadir una salsa plant-based, una proteína y una guarnición (verduras, hummus, berenjena, patatas baby asadas, etc). También cuentan con unos deliciosos platos para compartir; como el hummus, los puerros asados al carbón y las chips de boniato con Beet Ketchup, healthy alioli y cilantro. ¡Pasote total!

https://www.instagram.com/honestgreens/

Hortaleza, 100

Burger Shack, para amantes del foodporn

comer orgullo gay

Para superar una resaca no hay nada mejor que fast food y, por eso, Burger Shack es la opción perfecta para el Orgullo Gay. Ofrecen menús de burgers contundentes de muy buena calidad y a muy buen precio. ¿Lo mejor de todo? La cocina es non stop, así que podrás ir a cualquier hora y momento del día.

En Burger Shack la rapidez tampoco está reñida con la calidad. Las burgers y la materia prima son de primera. Apuestan por hamburguesas de estilo venezolano y recetas clásicas. Desde la Cheeseburger con cebolla, tomate, queso y lechuga, pasando por la Bacon Shack con bacon, queso, tomate, cebolla y lechuga, hasta la Chicken Shack con pechuga de pollo crispy, tomate, cebolla y lechuga.

https://www.instagram.com/burgershackes/

Augusto Figueroa, 32

Celso y Manolo, una auténtica tasca castiza

donde comer chueca

Si prefieres comer sin prisa y disfrutar de una materia prima de nivel y de platos con mucho sabor… apuesta por Celso y Manolo. Una taberna legendaria del barrio que tras la jubilación de Celso y Manolo pasó a los hermanos Zamora. Ellos han conservado esas esencia cañi, ese olor a tortilla paisana y ese amor por el producto de primera gama.

Una taberna gourmet cuyo plato estrella es el chuletón de tomate de Huesca con aguacate, papaya, mango, cebolla roja, tomate, cilantro y aceite eco de Siruana. La carta se completa con fritos crujientes -rabas de Santander, croquetas de bacalao, patatas bravas…- ensaladillas, tomates, verduras, bocadillos históricos -de calamares, pepito de ternera,…- y unos arroces anárquicos -de alcachofas ecológicas, campero o trifásico con morcilla de Burgos, garbanzos ecológicos y bacalao de Noruega,…-.

https://www.instagram.com/celsoymanolo/

Libertad, 1

SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER