Si el otro día alucinaste con el huevo nube con jamón y queso, ahora toca flipar con los huevos escoceses.

Hace un par de años los probé por primera vez, y debo reconocerte que desde entonces son parte de mi recetario habitual.

Lo cierto es que no es una receta rápida, pero son tan fáciles de hacer y tienen un sabor tan genuino que merece la pena invertir tu tiempo en ellos.

Este plato -aunque no lo parezca- es un clásico de la gastronomía. De hecho, fue inventado en 1738 por la tienda londinense Fortnum & Mason.

Este bocado inglés es genial tanto a la hora del brunch como para una comida contundente.

Ingredientes para cocinar los huevos escoceses

huevos escoceses

Si quieres preparar estos deliciosos huevos escoceses, vas a necesitar:

+ 4 Huevos grandes (1 de ellos para rebozar)

+ 200 g Longaniza o salchicha fresca

+ Pan rallado (Para empanar)

+ Harina (Para rebozar)

+ Sal al gusto

+ Pimienta negra molida al gusto

+ Perejil al gusto

+ Mostaza al gusto

+ Abundante aceite de oliva virgen extra (Para freír)

El paso a paso

1. Vamos a empezar sanozando la carne picada. Añade pimienta molida, sal, perejil, mostaza, ajo picado y cebollino. A continuación, integra con las manos la carne con el resto de elementos que acabas de añadir. Una vez listo, divide la carne en partes iguales y haz un par de bolas con ellas.

2. Cuece un par de huevos; tantos como huevos escoceses quieras preparar. Cuando estén fríos pásalos por un huevo batido y por harina.

3. Coge una de las bolas de carne picada y mete en el interior el huevo cocido. Vuelve a cerrar la bola de carne unificando toda la carne por igual.

4. Pasa la bola de carne picada por harina, huevo batido y pan rallado.

5. Calienta una sartén con abundante aceite y fríe cada pelota de carne durante 4-5 minutos. Con esto ya tendrás los huevos escoceses ready para comer.

huevos escoceses

SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER