Si amas el pollo frito y la cerveza artesana, CHICK Fried Chicken (Espíritu Santo, 12) se va a convertir en uno de tus rincones favoritos de la ciudad.

En el céntrico barrio de Malasaña se ubica CHICK Fried Chicken, un peculiar gastropub que trata de acercar a los locales y turistas los mejores platos de pollo frito.

El pollo frito es la propuesta principal de CHICK Fried Chicken, y no tiene nada que ver con el pollo frito que has comido hasta la fecha.

Desarrollan su propia receta tipo Kentucky, una mezcla de estilos entre el pollo Coreano y el de Louisiana para que sea sabroso y, a la par, saludable.

Utilizan pollo de corral que recubren con «batter» y cocinan con aceite a alta temperatura para sellarlo inmediatamente y que el pollo se cocine con el vapor de su propia humedad atrapada dentro.

¿El resultado? Un pollo crocante y seco por fuera, y tierno y jugoso por dentro. ¡Crunch total!

Divertidos platos combinados de pollo frito

El plato principal de CHICK Fried Chicken es el Fried Chicken Sandwich (9,50€), una pechuga de pollo que se envuelve en pan brioche casero y se acompaña de coleslaw o mayonesa y lechuga.

Este mismo plato se puede convertir en combo (12,50€), añadiendo a todo lo anterior patatas asadas hasselback y coleslaw, la ensalada de col blanca típica de la gastronomía americana.

El pan brioche es casero y lo preparan a diario en el restaurante. Al igual que las salsas. Hay varias opciones: la Asian Soy (picante suave), la Pepper Mayo (picante suave), la Sweet Chilli (picante), la Wasabi Cilantro Mayo y la Honey Mustard.

CHICK Fried Chicken

El resto de la carta es bastante sencilla y sigue teniendo el pollo frito como protagonista. Las Fried Chicken Wings es un plato de alitas de pollo que se puede servir con 6, 9 o 12 piezas.

A esto se suma un plato vegano y sin gluten de setas y quinoa. Y, por supuesto, los acompañamientos estrella que pueden pedirse como platos individuales: las patatas asadas tipo hasselback (4,50€) y la ración de coleslaw (3,50€).

La carta se cierra con uno de los postres americanos por excelencia, y una de las tartas tendencia del momento. Se trata de una cheesecake poco convencional a la que hacen llamar Volcanic cheesecake, una tarta de lo más peculiar donde el sabor del queso se mezcla con el del sésamo.

CHICK Fried Chicken

CHICK Fried Chicken, como en NY pero en Madrid

Esta propuesta se completa con un ambiente relajado e informal con mucho punch. A la entrada, la barra para pedir la comida y un par de mesas altas para disfrutar del pollo de una manera informal.

Al fondo, un restaurante casual que combina toques nórdicos con americanos, desde luces de neón hasta tuberías industriales y un hilo musical que repasa grandes hits del hip hop y el indie rock pasando por el burlesque y el R&B.

Al estilo fábrica de cervezas, cuentan con una variada selección de cervezas artesanas sin filtrar para acompañar sus deliciosos platos de pollo. Tienen un grifo en el que pinchan seis variedades de cerveza diferentes: Pilsner, Trigo, Altbier, Saison, A.P.A y I.P.A.

Más allá de las cervezas artesanas, también hay una pequeña carta de vinos: copa Ribera del Duero (Rosado y tinto) y Rueda Verdejo (Blanco).

Por cierto, en CHICK Fried Chicken no aceptan reservas pero esperamos que esto no te frene para ir porque es un SITIAZO. Palabrita.

CHICK Fried Chicken

CHICK Fried Chicken

CHICK Fried Chicken

Espíritu Santo, 12

https://www.instagram.com/lapolleriachueca/


SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER