Los donuts gustan, y mucho. Tal es el furor que nuestra querida ciudad, Madrid, está literalmente llenándose de dicho bocado divino. Entre los rincones para comprar o comer donuts encontramos desde la propuesta vegana de Delish Vegan Doughnuts en Conde Duque, pasando por los artesanos The Doughnut Shop en Malasaña, hasta llegar a Bite Me, el rincón que los vecinos de Delicias merecían.

De la idea de mejorar el mundo, tanto para los animales que habitan en él como para el medio ambiente, nace Bite Me. Sandra y Joel son los creadores de la agradable cafetería situada en en la Plaza de la Beata María Ana de Jesús, a un paso del Museo del Ferrocarril. Aquí, de nuevo, el producto estrella son los donuts que renuevan cada semana.

Diariamente ofrecen entre seis y siete variedades diferentes de halos, todos artesanos elaborados cada día en el obrador del local. Algunos de los que más éxito han causado -hasta la fecha- han sido el de Carrot cake, matcha y limón, rosa y fresa, kiwi y plátano y el de chocolate y naranja. Además, también podrás probar algunos de los halos en versión mini y el fin de semana cuentan con el «Super Halo», un donut que lleva más toppings y rellenos de lo normal. ¡Imposible no pecar!

donuts madrid

Bite Me: donuts, tostadas y bagels

La cosa no acaba en los donuts. De cara al fin de semana y a la hora del brunch están construyendo su carta salada con tostadas de aguacate o de mermelada casera que elabora Sandra con frutas de temporada y bagels veganos hechos uno a uno por @brujasbakery e ingredientes seleccionados por el obrador desde 0. Algunos de los que más éxito han causado han sido el bagel con jackfruit mechado con salsa barbacoa, coleslaw de aguacate y anacardos tostados con cajún y el de tapenade, falafel, pico de gallo con un toquecito picante, salsa de yogurt & Tahini y lechuguita Batavia.

Para completar la experiencia puedes acompañar tus donuts y bagels con una selección muy selecta de café, té, infusiones, zumos, refrescos e incluso cervezas artesanas.

¿El local? Ocupa el espacio de La China, una legendaria pastelería de aires orientales. De ella han conservado algunos elementos a los que han sumado mobiliario de segunda mano. Las mesas son las justas para generar un ambiente cálido, acogedor y, sobre todo, familiar. Algo que entenderás a la perfección cuando conozcas a sus dueños, contemples a los clientes leer novelas en los sofás y algún perro venga a darte mimos. Sin duda, lo tiene todo para que -si vives por la zona- sea tu segundo hogar.

donuts madrid

Bite Me Bite Me solo tiene una cosa mala, es demasiado pequeño para el potencial que tiene. Mientras tanto… a seguir disfrutando cada semana de sus nuevos halos, su gran ambiente y su buena gente. Bite Me

BITE ME

Plaza de la Beata María Ana de Jesús, 2

www.instagram.com/biteme_madrid


SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER