La gastronomía china es una de las más importantes y conocidas del planeta. Sin embargo, dicha gastronomía abarca mucho más allá del cerdo agridulce, la ternera salteada con verduras, los rollitos de primavera o el arroz tres delicias. Y esto es precisamente lo que quiere poner en valor Biang Biang Bar (Pelayo, 8), un auténtico restaurante chino que en muy poco tiempo se ha convertido en un imprescindible en Chueca.

El plato estrella es el Biang Biang

La carta de Biang Biang Bar no es muy extensa, pero es suficiente para entender el valor y la esencia de la gastronomía china. Óscar, el simpático chef, apuesta de lleno por la comida casera basada en los sabores auténticos de Xi’an.

Biang Biang Bar

La receta estrella, y la que les ha dado cierto renombre a Biang Biang Bar, ha sido los tallarines Biang Biang. Miden 5 cm de ancho y 40 de largo, y se caracterizan por ser gruesos y chiclosos. Increíble, ¿verdad? Además, se elaboran a diario y se amasan a mano golpeándose contra la mesa para estirarlos. Estos golpes emiten un sonido similar a ‘biang biang’, de ahí su nombre.

Estos tallarines Biang Biang son unos noodels caseros que acompañan con verduras, tofu, huevos revueltos, patata, zanahoria y tomate. A esta deliciosa mezcla se añade un topping a elegir entre cerdo deshebrado, cordero con comido o seta del rey Ostra. También se pueden pedir con ternera.

Biang Biang Bar

Dicho plato no es un habitual en los restaurantes chinos. De hecho, solo lo hemos visto es algunos chinos muy auténticos en Usera. En pleno centro de Madrid, Biang Biang Bar es, por ahora, el único restaurante en el que puedes catarlos.

Mucho más que Biang Biang

Aunque puedes comer tranquilamente con uno de estos bowls… si eres un foodie con mucho buche, te recomendamos pedir algún entrante como la ensalada de pepino con cacahuete, el rábano con salsa de XO casera, la ternera a los cinco aromas o la yuba con callos de ternera y salsa de sésamo.

Como veis, la carta es un reflejo de la comida de la región noroeste de China. Buen ejemplo de ello es la Rou Jia Mo, una hamburguesa de pan de mollete crujiente típica del street food chino. Se rellena con cerdo deshebrado, cordero con comino o seta del Rey Ostra, a elegir.

Todo esto sucede en un espacio pequeñito pero matón de aires minimalistas, donde destaca el color gris y blanco y un par de murales de esencia china. El local siempre está repleto de asiáticos, una gran señal de autenticidad.

Biang Biang Bar

Biang Biang Bar

Biang Biang Bar

Pelayo, 8

https://www.instagram.com/biangbiangbar/


SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER