Lavapiés es, sin duda, el barrio más plural, colorido y reivindicativo de la capital. Sus calles se han convertido en territorio de protesta y expresión a través del arte urbano en fachadas, cierres, señales y muros. Sin embargo, muchas de las intervenciones pasan desapercibidas ante nuestros ojos, ya sea por ir mirando el móvil o simplemente por ir sin lentillas por la vida.

Por suerte, hay solución. Una de ellas es el uso de lentillas, y es que empezar a usarlas es tan fácil como hacer clic, y una buena opción son las lentillas diarias desechables CLIC CLIC de Multiópticas, ¿Te atreves? Con las lentillas puestas estoy ready para recorrer Lavapiés, el barrio más artístico de Madrid. En sus calles cobran vida eventos como CALLE y conviven lugares tan mágicos como La Tabacalera o Esta es una plaza. Sin embargo, hoy vamos a recorrer la Calle Embajadores, una de las calles que más intervenciones artísticas concentra. Abre bien los ojos, ¡y no se te escapa ni un detalle!

Homenaje a las fronteras buenas

En el lateral izquierdo del Pavón Teatro Kamikaze se aloja la obra de Ampparito. El mural es un homenaje a las fronteras buenas. Tiene en cuenta la realidad multicultural del barrio para poner el foco de atención sobre las fronteras, construyendo un nuevo escenario inimaginable. Una pieza abstracta que puede mutar con el tiempo añadiendo o sustrayendo fronteras, al igual que sucede con el barrio.

arte urbano embajadores

El solar con más corazón

La poesía es un tema muy recurrente en uno de los artistas más famosos del barrio; El Rey de la Ruina. La mayor parte de sus obras parten de un corazón, y la del solar de Embajadores 18, no iba a ser menos. La obra fue pintada en 2015, ocupa 400 metros y representa los valores de la mujer. Incluye una famosa frase de Rosa de Luxemburgo.

arte urbano embajadores

Okuda y el mural más fotografiado

Desde 2014 Okuda ocupa el esquinazo más instagrameable del barrio. Su famosa estrella deja paso -en 2019- a una nueva obra en colaboración con el artista portugués Bordalo. ¿La prota? La cabeza de un simio. A un lado, las famosas estructuras geométricas y estampados multicolores de Okuda y, al otro lado, una pieza con volumen, algo inusual en este tipo de obras a pie de calle. ¡Imposible no fijarse!

arte urbano embajadores

Un trozo de naturaleza en pleno centro

En la fachada de la Escalera Karakola se encuentra la obra de la pintora argentina Barbara Siebenlist Palomar. Su mural se inspira en la naturaleza en la que vivió y en los pueblos originarios; su historia, su situación y su lucha.

El reloj de sol de Sombrerete

Arte urbano hay a cada paso, ¡solo tienes que fijarte! Tendrás que mirar al cielo para ver la intervención de Ángel Aragonés, realizada en 1985 en la fachada de la llamada Casa de la Vela (Sombrerete, 26). La obra es un peculiar reloj de sol protagonizado por una mujer asomada a un balcón para tender la ropa.

arte urbano embajadores

Tejidos de barrio

En la parte trasera del Mercado de San Fernando se encuentra la obra de Pincho, que reivindica la igualdad real de género. El artista conecta a las figuras para representar que la sociedad y la vida de un barrio se sustentan gracias a la convivencia y colaboración entre hombres y mujeres.

Los murales de Mazilan y Doa Oa

Casi al final de la calle encontramos algunas de las intervenciones más actuales. Del trabajo de Mazilan y Doa Oa dos obras: un mural feminista que supone un tributo a la mujer -con guiño a la Karakola incluido- y otra fachada que representa la explosión inmobiliaria del barrio y, por supuesto, los problemas que derivan de la gentrificación.

arte urbano embajadores

Reciprocidad de Hyuro

Al final de la calle encontramos el mural Reciprocidad de Hyuro, realizado para la iniciativa ‘Pintadas por la igualdad’. Aquí se cuestionan los estereotipos de género y se reivindica una paridad sin el condicionamiento biológico del individuo, de ahí que las figuras carezcan de rostro o rasgos reconocibles situando a cualquier persona en el mismo plano.

arte urbano lavapies

La Tabacalera, la meca del grafiti

Última parada y seguramente la más importante: La Tabacalera, un centro social auto-gestionado donde se desarrollan exposiciones, talleres y actividades gratuitas. La mayoría de sus piezas se encuentran en sus túneles interiores y en el patio. ¿El resto de las creaciones? En la fachada con calle Miguel Servet. En dicha pared se celebra la iniciativa MUROS, en la que ya han participado artistas como la italiana Alice Paquini, Nuria Toll y Julieta Xlf.

arte urbano lavapies

Arte urbano también en los bares

Durante el recorrido por Calle Embajadores te recomendamos no bajar la guardia, porque sus bares también esconden arte urbano. En Tasca Barea (Rodas, 2,) hay una intervención participativa de Detripasaerosol, en El Rincón Guay (Embajadores, 62) encontramos una obra de CRETO en memoria de Mame Mbaye y otras víctimas migrantes que luchan por su visado y en la pizzería Èccolo (Embajadores, 28), Zé Carrión reintrepreta la pintura ‘Il cenacolo o última cena’ de Leonardo Da Vinci.

arte urbano embajadores

Como has podido comprobar, ver bien ha merecido la pena. Gracias al uso de las lentillas CLICLIC no me he perdido ni un detalle de lo que cobra vida en Calle Embajadores; desde sus bares hasta las intervenciones artísticas que cualquiera puede contemplar a pie de calle. Así que, no te olvides de salir preparadx de casa con tus lentillas, ¡tendrás un orgasmo visual con todas las obras!

Puedes comprar dichas lentillas a través de la web de Multiópticas por solo 14,50€. Además, hasta el próximo 31 de marzo los gastos de envío son gratuitos introduciendo el código CLICLIC en cualquier producto de lentillas excepto en partylens, multilens colors y soluciones. ¡Imposible resistirse!

arte urbano lavapies


SI QUIERES DEVORAR TODOS LOS PLANES APÚNTATE AL NEWSLETTER